NOTA TÉCNICA 6/2015 : CAMBIOS LSC EN LOS ORGANOS DE ADMINISTRACION

El Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, cumplió con la previsión de habilitación al Gobierno para refundir en un único texto diversas normas legales, habiendo sufrido numerosas modificaciones desde su publicación.

 

La más amplia de las recientes modificaciones es la contenida en la Ley 1/2014, de 3 de diciembre, por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital para la mejora del gobierno corporativo, que pretende modernizar y mejorar la gobernanza de las sociedades de capital, aprobando modificaciones que afectan tanto a la Junta General de Accionistas como al Órgano de Administración.

 

A continuación nos referimos  a las modificaciones más significativas que afectan a la regulación del Órgano de Administración (con exclusión de las modificaciones que se refieren exclusivamente a las sociedades cotizadas).

 

  1. ESTATUTO DE LOS ADMINISTRADORES: DEBERES Y RÉGIMEN DE RESPONSABILIDAD

 

Para todo tipo de sociedades, se tipifican de forma más precisa los deberes de diligencia y lealtad, y los procedimientos que han de seguirse en caso de conflicto de intereses.

 

En cuanto al régimen de responsabilidades, se introducen modificaciones relevantes como:

  • La necesidad de que concurra dolo o culpa en las actuaciones de los administradores para que incurran en responsabilidad.
  • Presunción, que admite prueba en contrario, de la culpabilidad si el acto es contrario a la lay o los estatutos.
  • Se extiende el ámbito subjetivo de la responsabilidad a los administradores con cargo caducado, administradores de hecho ya la persona física representante del administrador persona jurídica.
    1. CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN

     

    Se introducen modificaciones que afectan exclusivamente al Consejo de Administración como Órgano de Administración de la sociedad:

    • Se reservan ciertas facultades al consejo de administración como indelegables[1].
    • Se establecen un MÍNIMO de cuatro reuniones anuales, una por trimestre, debiendo los consejeros asistir personalmente a las sesiones del consejo. En caso de representación para la asistencia a un consejo, los consejeros no ejecutivos solo podrán delegar en otro consejero no ejecutivo

     

    1. RETRIBUCIÓN DE LOS ADMINISTRADORES

     

    • El sistema de remuneración debe ser razonable, acorde con la situación económica de la sociedad, con las funciones y responsabilidades desarrolladas por los administradores y debe estar orientado a promover la rentabilidad y sostenibilidad de la sociedad a largo plazo.

     

    • Los estatutos establecerán el sistema de remuneración de los administradores por sus funciones como tales, así como el concepto o conceptos retributivos. La remuneración anual del conjunto de los administradores deberá ser aprobada por la Junta.

     

    • Se introduce la obligación de que los consejeros delegados firmen un contrato con la sociedad, que deberá ser aprobado por 2/ 3 del resto del consejo, que detallará todos los conceptos de la remuneración.

     

    1. CONTENIDO DEL INFORME DE GESTIÓN

    Las sociedades que no puedan presentar cuenta de pérdidas y ganancias abreviada deberán indicar en el informe de gestión el periodo medio de pago a sus proveedores; en caso de que dicho periodo medio sea superior al máximo establecido en la normativa de morosidad, habrán

    de indicarse asimismo las medidas a aplicar en el siguiente ejercicio para su reducción hasta alcanzar dicho máximo.

     

    1. MODIFICACIÓN DE ESTATUTOS

    La Ley 9/2015 modificó la LSC en el sentido de facultar al órgano de administración para el cambio de domicilio social en todo el territorio nacional (con anterioridad estaba limitada su facultad al mismo término municipal).

     

    [1]

    a) La supervisión del efectivo funcionamiento de las comisiones que hubiera constituido y de la actuación de los órganos delegados y de los directivos que hubiera designado.

    b) La determinación de las políticas y estrategias generales de la sociedad.

    c) La autorización o dispensa de las obligaciones derivadas del deber de lealtad conforme a lo dispuesto en el artículo 230.

    d) Su propia organización y funcionamiento.

    e) La formulación de las cuentas anuales y su presentación a la junta general.

    f) La formulación de cualquier clase de informe exigido por la ley al órgano de administración siempre y cuando la operación a que se refiere el informe no pueda ser delegada.

    g) El nombramiento y destitución de los consejeros delegados de la sociedad, así como el establecimiento de las condiciones de su contrato.

    h) El nombramiento y destitución de los directivos que tuvieran dependencia directa del consejo o de alguno de sus miembros, así como el establecimiento de las condiciones básicas de sus contratos, incluyendo su retribución.

    i) Las decisiones relativas a la remuneración de los consejeros, dentro del marco estatutario y, en su caso, de la política de remuneraciones aprobada por la junta general.

    j) La convocatoria de la junta general de accionistas y la elaboración del orden del día y la propuesta de acuerdos.

    k) La política relativa a las acciones o participaciones propias.

    l) Las facultades que la junta general hubiera delegado en el consejo de administración, salvo que hubiera sido expresamente autorizado por ella para subdelegarlas.